Actualizado: Wed, 22 Jan 2014 14:00:00 GMT | Por bangshowbiz.com

Enrique Iglesias no tiene tiempo para el ocio

El popular cantante lamenta no poder encontrar un hueco en su rutina diaria para dedicarse a sus aficiones


Enrique Iglesias

Enrique Iglesias

Aunque ya se ha acostumbrado al frenético ritmo de vida que le marca su apretada agenda laboral, al cantante Enrique Iglesias le encantaría encontrar un pequeño hueco en su día a día para dedicarse exclusivamente a cultivar sus aficiones.

"Cuando tengo días o ratos libres, siempre intento practicar deportes acuáticos o disfrutar de un paseo con mis perros. Aunque la realidad es que tengo un calendario repleto de trabajo. Por suerte, con el paso del tiempo el cuerpo se va amoldando a todo y al final uno consigue vencer el cansancio. Es verdad que duermo poco pero, como los vampiros, me viene mejor dormir durante el día", confesó el intérprete español a la edición digital de la revista Cosmopolitan.

Además de seguir a rajatabla las obligaciones que le marca su calendario, Enrique Iglesias también procura mantenerse fiel a la saludable dieta alimenticia que ha ido incorporando a su vida cotidiana a lo largo de los años.

"Trato de cuidarme y de comer siempre sano. Es algo en lo que he cambiado bastante, porque cuando tenía 18 años podía comer solo una hamburguesa en todo el día, y ahora no puedo hacer lo mismo. Aunque el estrés también me ayuda a estar delgado", admitió el artista en tono jocoso.

A pesar de los grandes sacrificios que lleva a cabo para dar continuidad a su imparable carrera musical, como el de renunciar por completo a su vida social, el astro del pop ve recompensados sus esfuerzos cada vez que se sube a un escenario.

"Es cierto que tengo que dejar de lado muchas cosas para poder dedicarme a la música, pero la locura positiva sale de mí cuando estoy en el escenario delante de mis seguidores", aseguró.

De hecho, el hijo de Julio Iglesias es reconocido por la relación cómplice y cercana que mantiene con sus fans durante sus conciertos, donde exhibe una enérgica actitud que, además, pone de manifiesto su particular visión sobre la vida profesional : aprovechar cada segundo como si fuera el último.

"Cuando estoy en el escenario me gusta entregarme al máximo y acercarme a los fans. Siempre trato de disfrutar en todas mis actuaciones y de pasármelo bien. Nunca sabes cuándo va a ser la última vez que te subas a un escenario, así que intento aprovecharlo al máximo y entregarme al cien por cien", revelaba Enrique a la emisora estadounidense KIIS-FM.

0Comentarios

publicidad